Todas las personas somos seres completos, llenos de recursos para poder transitar por la vida con alegría y paz, sintiéndonos plenos. Aunque muchas veces no somos conscientes de que poseemos estos recursos.

En el Coaching se utilizan las metáforas ya que estas ayudan a desbloquear el inconsciente. Mediante las metáforas podemos definir, verbalizar y entender los asuntos internos y las dinámicas que aplicamos en nuestra vida diaria, de manera inconsciente.

En una sesión de Coaching con Caballos los caballos actúan como metáforas y también reflejando el comportamiento y los aspectos emocionales de la persona que tienen delante.

Los caballos son animales de presa, lo que quiere decir que en la naturaleza sirven de alimento a otros animales, son depredados por otros animales. Por ello poseen unas determinadas características que hacen de ellos unos seres expertos en observación, presencia y coherencia. Para mantener su integridad física, para su propia supervivencia, necesitan leer a la perfección su ambiente y el lenguaje corporal de sus compañeros de manada.

Una persona que entra en un espacio con caballos pasa a formar parte de la manada para esos caballos, con lo cual la persona es observada y “leída” por ellos como lo sería cualquier otro miembro de la manada. Un caballo está tan conectado a su ambiente que la más mínima discrepancia provoca una respuesta inmediata. Responden a la incongruencia, lo que quiere decir que en una sesión de Coaching con Caballos un caballo va a detectar las incongruencias del cliente y las va a reflejar mediante su comportamiento. El cliente entonces es toma conciencia de sus actuaciones inconscientes mediante el reflejo del caballo. Échale un vistazo a este artículo, El Verdadero Valor de los Caballos para las Personas, para descubrir en profundidad lo que son capaces de hacer por nosotros estos maravillosos animales.

Una de las características de un proceso de Coaching es su corta duración con respecto a otros procesos. Al realizarlo con caballos su duración se reduce a la mitad. La media de un proceso de Coaching con Caballos son unas 4 sesiones, mientras que un proceso sin caballos suele tener una duración de unas 9-10 sesiones.

Para saber más sobre cómo actúan los caballos en un proceso de Coaching también puedes ver este vídeo.

Como dijo Winston Churchill: “Hay algo en el exterior de un caballo que es bueno para el interior de un hombre”

 

CONSULTAR PRECIOS